domingo, 18 de junio de 2017

Recibo el premio de poesía Mujer, Voz y Lucha de la CGT

Es la primera vez (desde el Instituto) que me presento a un concurso de poesía ¡Y he ganado el primer premio!! Afónica y contenta. Curiosamente me he enterado de que el día del fallo del jurado fue el 22 de mayo de este año, 2017, el día que tuve que ir a urgencias y me ingresaron en el hospital, con gran miedo por mi parte. La vida tiene estas cosas singulares, o plurales, no sé cómo llamarlas. A partir de ese día, me he sentido como si estuviera siendo tragada por un agujero cósmico en el que soy una desconocida para mí misma y no sé muy bien a quién pertenece esta piel, estos brazos, esta voluntad. No sé muy bien si esto es morir o renacer, o las dos cosas al mismo tiempo. Sólo se que ha llegado la hora de zarpar, hacia más dentro, siempre.
Cambiando enteramente de registro, creo que hacía años que no venía a Valladolid y me ha hecho ilusión, ha sido como un revival del pasado. Ahora estoy en la hierba, delante de la facultad de derecho y me acuerdo de las muchas veces que he venido en mi adolescencia con mi amiga que estudiaba filosofía en este edificio, y los cachis de cerveza que nos tomábamos en una plaza que hay por aquí abajo con una Iglesia. La antigua, o algo así. En mis años locos me acuerdo de un bar muy cutre. Estaba en el baño y al darle una patada a la taza del váter se me partió en dos y yo ahí, tratando de recomponerlo. No me preguntéis por qué le di una patada, son cosas que se pierden en la noche de los tiempos. Ahora que soy más mayor empiezo a releer libros y a volver a lugares con un poco de nostalgia, como si pudiera verme a mí misma por el ojo de una cerradura. Aquí cerca está también la calle donde hacíamos la formación antes de irme a vivir al Chad y yo cruzaba esta misma plaza y no me acordaba entonces que también yo era la chica de las cervezas la noche antes de coger el autobús Valladolid — Barcelona. Ahora las reúno a todas, en diferentes épocas y circunstancias conmigo, en esta hierba. Y hay un abrazo largo que viene desde muy lejos y nos contiene a todas y confirma nuestra existencia ante el paso del tiempo. Y creo que me voy a por una cerveza...


sábado, 20 de mayo de 2017

Leyendo poemas en la playa

Este es mi primer vídeo leyendo poemas al aire libre en diferentes lugares. Tengo mucho que aprender y mejorar pero lo iré haciendo poco a poco, de momento todo esto lo hago por diversión y por experimentar nuevos formatos. El poema también lo escribo aquí debajo. Espero que os guste.


video


Cuando mis manos guarden la memoria de la lluvia
cuando no quede de ti y de mí sino el reflejo
y sea dulce la luz de aquella tarde llevándose los pasos que fuimos dejando
recuerda entonces
qué cerca estuvimos, y qué lejos
de abrir de par en par los días que no fuimos
para nombrarlos como se nombra una verdad que no acaba de decirse
y va perdiendo sus plumas
y va contando los dedos que se necesitan
para deshojarse por dentro poco a poco.
En ese día, entonces,
en que no quede nada,
habrá un átomo de consciencia  que recuerde y se estremezca ante el roce de tu mano
habrá un fragmento en mí que viva porque un día recorrió tu sangre
habrá una molécula que guarde
de ti y de mí el deslumbramiento
y en ese día, en que no haya más días ni más ojos
más allá del naufragio
seguirá existiendo aquella tarde
porque tú y yo la mirábamos juntos.



Poema: Brunhilde Román Ibáñez
Grabación: Rodrigo Román Ibáñez




jueves, 6 de abril de 2017

Poema de la Mujer Salvaje

   La Salvaje


Soy la oscura y la indomable
la manzana que vive en tus pupilas
y que lleva una serpiente dentro
soy la revelación y la palabra que nunca fue dicha
soy la dicha azul del grito de las amazonas
soy la sabiduría de la sangre de Astarté
soy una y soy incontable
soy los senos erguidos que hacen cambiar el curso de las aguas
soy los siete cielos, en el séptimo descansé y ascendí a mis infiernos
Y mis lágrimas hicieron la luz en ellos
y mi risa pobló la tierra
y de mi cuerpo crecieron gritos en flor, el arma de todas las primaveras
y de mí creció la vid y el vino
el oro del Rhin, los frutos de la tierra
Yo soy la salvaje, concebida en el fuego de Beltane
la noche en que los dioses de piedra empezaron a resquebrajarse
Yo soy la que baila en las hogueras

para que puedas contemplar tu propio resplandor



Poema: Brunhilde Román Ibáñez
Imagen: Julia C. Gray


martes, 21 de marzo de 2017

Boda Alquímica

Me recuerdan que hoy es el día de la poesía, gracias Diana por la belleza de tu Presencia, y por esta foto. Recibamos la poesía y la primavera con estos versos que tanto amo.



BODA ALQUÍMICA


Yo me elijo de nuevo

en la inocencia y en la libertad

de nuevo y por siempre en la palabra

persisto.

Me elijo ante todo y ante todos

y prometo amarme

en mi alegría y en mi tristeza,

en el valor y la cobardía,

hasta que la muerte me reúna de nuevo

en mi centro irreductible.

Por el poder que me ha sido otorgado

desde la materia

que me acoge en lo profundo del plomo y del mercurio,

yo declaro

que sólo necesito celebrarme

para que mi oro pueda esparcirse

como los dones del viento.




Poema: Brunhilde Román Ibáñez
Imagen: Diana E. Martín Herrero



martes, 28 de febrero de 2017

Taller de Tantra para Mujeres

Taller de Tantra para mujeres: Renaciendo en tu Esencia Femenina

introducción a la filosofía del tantra, a la sexualidad sagrada y la conexión contigo misma desde la consciencia.

Este taller es una oportunidad para conectar contigo misma, redescubrir tu esencia femenina y crear vínculos con otras diosas, podrás volver a tu centro y desde ahí descubrir toda tu energía, tu espíritu, tu mente y tu cuerpo, para poder sacar todo tu potencial como la diosa que eres.

Se trata de un curso práctico donde, a través de meditaciones, música y trabajo corporal, aprenderás:

- Iniciación a la sexualidad sagrada desde un enfoque femenino.
- El poder de tu energía sexual.
- Respiración consciente.
- Desbloqueo de emociones.
- Toma de consciencia de tu cuerpo, emociones y sentimientos. - Celebración de lo femenino, juegos, danzas.
- Conexión con tu fuerza interior y tu poder personal.
- El amor incondicional hacia ti misma.
- Conectar con tu niña interior.
- Trabajo con arquetipos femeninos.

Únete a nosotras en este viaje de autorrealización, celebración y encuentro con tu poder interior.

Experimenta el verdadero poder de ser mujer.

Contacto:
Tlfs: 600381170/692682242
Precio: 60€ (si vienes con una amiga o
reservas antes del 10 de marzo: 50€)






sábado, 28 de enero de 2017

FRIDA - COYOACAN, UN POEMA


Cuando visité Ciudad de México tuve la oportunidad de ver la casa azul de Frida Kahlo y toda ella estaba allí: todo en aquel aire era por momentos indomable, amargo, irónico y lleno de vida. Miraba aquellos corsés de yeso, esas jaulas blancas que ella pintaba de colores, sus botas (una más alta que la otra), las fotos con Trotski, la cocina amplia y abierta, la escopeta de Diego. Y todo era Frida, y todas las luces y las sombras venían a reunirse en sus dedos, y yo tocaba el espacio y el tiempo para decirle esto:

Frida – Coyoacan


Cae la tarde y cae el amor
del otro lado del abismo
del lado que nos mata y que nos salva

Hay una flor en mi pecho derecho
hay una estepa desierta en mi pecho izquierdo
hay una casa azul henchida de flores
y un vientre vacío que espera con las velas encendidas
espera la lágrima
que le devuelva el océano a los ojos


En la cocina ruedan los días como limones partidos
construye la luz generosa de Coyoacan un puente con tus ojos
para que el infinito se haga visible


En esta casa de vivos y muertos
nadie está solo cuando ríe y cuando llora
nadie está solo cuando canta el tequila en la garganta


Hoy me visto de tehuana y penetro en tu aliento
en la vida que crepita y arde
en tu corazón aún palpitante ofrecido al dios de las batallas

Frida, por tus ojos se desbordan los ríos de Xochimilco
no besaré la la luz en su reflejo
pero volveré a tu fiesta, siempre hermana,
para besar la vida de esos dedos que sangran
para esculpir tu sangre y mi memoria en luz más cierta
que el redoblado vacío de tu ausencia.



Poema: Brunhilde Román Ibáñez
Créditos de la imagen: desconocido