viernes, 16 de febrero de 2018

Revista Poética Intropia. Defendiendo la alegría y la poesía. Febrero 2018

Ya llegó el número de febrero de la revista poética digital Intropia en la que aparece un de mis poemas.

Como siempre gracias a Isabel Di Vinci por su gran trabajo editorial y a todos los participantes: Rita Turza, Mirian Aranzazu Gonzalez , Fran Rubio Varela , Katherine Hoz , Adolfina Mesa , Ana Centellas, Medi Lala , María Del Rocio , Eva Zamora , Samuel Santos , Alex Madueño, Graci Bordón , Ania Belloti , Brunhilde Roman Ibañez , Gabriela Romualdo Ramirez , Elena Saavedra , José Luis Alvarez Gallego , Ana Cañamares, Ana Belén Fernández -Wixinobi,Maria Hi.

https://issuu.com/isabeldivinci/docs/revistafebrero20181





Créditos de la imagen: Sandra Arduini

domingo, 4 de febrero de 2018

Hibisco y poema, fotografía de Stefania Berra

Cuando la imagen se convierte en umbral.

Me encanta esta foto, me apetecía incluirla porque de algún modo también es un poema, tiene una historia que contar. Está contenida en ella la arquitectura de la luz sobre la forma,  la certeza de la flor en su belleza. Lo efímero como preludio de lo eterno. 
Entrar en el cuerpo de la flor y dejarla respirarte, entrar en la pregunta que no será formulada, tomar en los ojos la raíz e irla meciendo desde los ríos de la noche.




Gracias, Stefania por tan hermosa imagen.



Al un alma en flor

Floración de las estrellas
en el ojo del mar
serpentear de siglos
besando el delgado borde de algún sueño

La Vía Láctea amamanta a sus hijos de piedra y paja
y de entre lo oscuro va creciendo un latido
no sabe si le duele nacer o está muriendo
si la vida le empuja o le retiene

La carne insiste más allá del límite tardío del deleite
está en flor la carne y la noche espera
como perro lamiendo el reflejo de la luna

Está el alma reuniendo su savia
y pegando sus huesos a la vida
nocturno y transparente entre las aguas

Está el alba recogiendo su sangre
Está rompiendo el aire en un gemido
Y va empujando un aliento en las entrañas

Va abriéndose de luz a la marea
para parir sus flores en el cielo




Poema: Brunhilde Román Ibáñez
Fotografía: Stefania Berra



miércoles, 31 de enero de 2018

Poema en la Revista Intropia

Aquí va el enlace al número de enero de la revista Intropia en la que participo con un poema.

Gran trabajo de Isabel Di Vinci en la edición. Muchísimas gracias por la dedicación y el cariño que le has puesto a este proyecto.
Y yo encantada de seguir liberando versos al aire.


https://issuu.com/isabeldivinci/docs/revistaintropiaenero2018






Créditos de la imagen: Elke Lange


martes, 16 de enero de 2018

Creta

 Creta asomándose a los pies de la Diosa. Cómo no cantarle, cómo no ofrecerle esta danza. Gracias a Lalita, Sophia y a todas las mujeres que compartieron este cielo conmigo.


                                               CRETA 2017


                                        Deja que la vida sea
                                        las alas de este mar

                                        Creta

                                        Hay gaviotas de espuma estallando
                                        en tu piel enmudecida
                                        y el trono de la diosa
                                        como roca indescifrada
                                        contiene en el silencio
                                        el soplo de todo lo cantable.

                                        Hablaste por tus senos desnudos
                                        desde el fondo del tiempo venidero
                                        hablaste y la palabra pobló tus caderas
                                        de súbita luz
                                        dijo tu vientre el vaivén de todas las sangres
                                        dijo el círculo y el vuelo
                                        descendió en tu pecho
                                        de oráculo y de sombra la serpiente

                                        y reíste
                                        en el nombre de la tierra
                                        en el nombre de todo lo invisible

                                        temblaron
                                        en tu secreta danza reunidas
                                        de amor y pálpito,
                                        las olas









Poema: Brunhilde Román
Video: Artesanía Audiovisual Femenina/ Lalita Devi

jueves, 4 de enero de 2018

Grito de Mujer "Faros de Esperanza" Poema

Gracias al Festival Internacional de Poesía y Arte Grito de Mujer.
Este es un poema en especial para mi madre y para todas las madres.

Festival Internacional de Poesia y Arte Grito de Mujer
2 horas
Carta que mamá siempre quiso escribirme
Tenías aún la forma de mi vientre,
y tu nombre no tenía fin,
porque eras siempre la misma palabra,
el mismo fragmento de palabra
cayendo
desde el origen del mundo.
“Nunca te rompas”
Porque desde el silencio te sigo llamando,
porque te amo desde todas mis cicatrices:
“sólo tenía este dolor para ofrecerte
como regalo de nacimiento.”
Y así te abriste paso desde este nacer al dolor,
recorriéndome como un corazón
para que nunca olvidase
que el pálpito que anima las galaxias
es el eco del tiempo
en que tú y yo
fuimos un solo latido.

domingo, 19 de noviembre de 2017

MUJER LUNA EN ESCORPIO: EL PODER INTERIOR

MUJER LUNA EN ESCORPIO: EL PODER INTERIOR

Esta luna en escorpio nos invita a trabajar con el poder, la pulsión de muerte y de renacer con la fuerza del conocimiento adquirido en el viaje a través de lo oscuro. Si aries representa el impulso y la voluntad hacia el exterior, la expresión, la potencia del volcán, lo visible, escorpio es el magma que hierve en la tierra, el centro del volcán donde se crea toda esa energía, la potencia primordial para que pueda surgir al exterior. Es la fuerza que se fragua en lo profundo y que no busca el reconocimiento exterior, no lo necesita puesto que es algo que impregna todo a su alrededor. Escorpio manifiesta asimismo la voluntad inquebrantable de quien sabe quién es y qué es lo que quiere y a través de ese encuentro con lo que uno es realmente, conoce la magnitud de su poder interior. Pero el viaje al encuentro del arquetipo escorpiano no es fácil. Representa la necesidad de muerte del ave fénix y el viaje iniciático de la Koré (doncella) antes de convertirse en Perséfone, la reina del inframundo.
En la rueda zodiacal, la koré está en los signos de aries, tauro y géminis: es la mujer joven, inocente, sensual y curiosa que quiere descubrir el mundo. La doncella es arrancada de su hogar y llevada al inframundo. A través de un acto de violencia, un rapto, un encierro en el centro mismo de la muerte (el Hades), la joven se ve confrontada con su herida abierta, su herida personal y la herida del inconsciente colectivo de las mujeres: La privación del poder personal, de la voluntad, de la capacidad de elegir. La koré se enfrenta a su propia muerte y ahí es donde realmente entra en juego el arquetipo escorpiano. En el momento de mayor dolor sabe que tiene dos opciones: dejarse morir o dejarse transformar. En ese instante, cuando, tras haber llorado, liberado y sentido toda la ira, el miedo y la tristeza, ha tomado la decisión, el flujo de energía cambia. Ya no es la koré que busca su afirmación en el exterior, que desea complacer, que se ve frágil e inexperta. Ahora, dueña de sí, convertida en reina del inframundo, experimenta que nada exterior tiene ya poder sobre ella. No necesita ser, buena, ser amable, gustar. Conoce los recovecos de su alma, ha buceado en sus miedos, sus fragilidades, su desesperanza y en su ira sagrada, la que la purifica, la que la alza por encima de si misma, la que dice NO, la que la convierte en una loba que enseña los dientes, la que pulsa en lo instintivo, la que sabe que las buenas maneras no siempre son tan buenas. Y desde ese lugar de poder interior, Perséfone puede permitírselo todo: mostrarse vulnerable, compasiva, fiera, salvaje, cobarde o valiente, contradictoria, profundamente humana. Es ella con todo lo que es, en eterna transformación.

Esa mujer magnética, profunda, libre, a veces también llamada “mujer fatal” (de fatum: destino, aquello de lo que no podemos escapar porque es nuestro aprendizaje), es aquella cuyo propio conocimiento interior a veces asusta y atrae en igual medida, porque es la que llama al hombre a mirar dentro de sí, a encontrar su propia dignidad, su coraje y su fuerza. Esta energía arquetípica nos invita a hombres y mujeres a atrevernos, a mirarnos a los ojos, a encontrarnos desnudos, sin máscaras, a compartirnos en el miedo, en la soledad, en la incertidumbre y en el llanto así como en la risa y la alegría, en el valor y el éxtasis. Porque donde el amor vive, allí se encuentra también nuestro poder.


Texto: Brunhilde Román Ibáñez
Créditos de la imagen de Lauren Bacall: desconocido. 







lunes, 2 de octubre de 2017

Abrazos gratis - Madrid



Publico este vídeo realizado por Carlos Martínez Pérez en 2011. Nos plantamos en Ópera con nuestros carteles de "Abrazos Gratis" y tuvimos esta gran experiencia de compartir abrazos con gente que pasaba por la calle. Lo pasamos genial, sólo hay que abrir los brazos y dejar que el corazón labre su camino.